domingo, junio 25, 2017

Australianos casi nos devuelven a Santiago

Resultado de imagen para Chile Copa Confederaciones 2017
Esta vez ni siquiera Alexis Sánchez pudo hacer la diferencia.

La duda entre el periodismo y la afición chilena era si en semifinales de Copa Confederaciones íbamos a jugar contra Portugal en Kazán o en Sochi frente a México, pero Australia realizando un gran encuentro estuvo a punto de mandarnos de regreso a Santiago tras nada más que tres partidos jugados.

El uno a uno, marcador final, aunque clasifica a los nuestros, no esconde los enormes problemas que tuvo la selección nacional bajo el cielo de Moscú. Fue un primer tiempo con pases imprecisos, sin coordinación en las marcas y la sensación incluso que perdiendo al término de esos primeros 45 minutos por un solo gol de diferencia, la sacamos barata.

Costaba determinar si la débil participación chilena en el período inicial se debía a la notable marca de los australianos quienes nos cortaron todos los circuitos y neutralizaron sabiamente a Alexis y a Vidal o si el equipo de Pizzi entró a la cancha con exceso de confianza. También cabe pensar que fue una conjunción de ambos aspectos, teoría que suscribo.

No resiste el anterior primer tiempo de Chile ante Alemania comparación alguna con el de hoy. De brillante desempeño ante el actual campeón del mundo a una oncena abúlica y sin armas de eficacia, cualquiera creería que eran dos elencos distintos. Las ausencias de Beausejour, de Medel y de Marcelo Díaz quién entró en el segundo período, no alcanzan para justificar la abismante diferencia entre el lapso inicial ante los alemanes y el de hoy. 

El regreso de Claudio Bravo al arco fue ventajoso. En el gol recibido quedó a merced de Troisi a los 41 minutos de juego, sin mayor opción, luego de haber abortado antes en una gran salida la conquista rival. Sin duda que Bravo da mucha confianza a sus compañeros y no vamos a descubrir ahora que tiene un juego excepcional con los pies.

Australia sembró el pánico en millones de chilenos, cuando Sainsbury en el tiempo inicial y Mc.Laren en el segundo fallaron solos...absolutamente solos...frente a nuestro pórtico, en minutos en que nuestros defensores parecían estar en otra.

Cuando entró entre otros cambios Martín Rodríguez  al equipo chileno, daba para pensar si el ex jugador de Colo Colo, actualmente en el fútbol mexicano, iba a ser la solución ofensiva esperada para el segundo tiempo. Sin tener un comportamiento muy destacado, tuvo sin embargo el mérito de conseguir la igualdad definitiva ya muy avanzado el encuentro a los 66 minutos, con esforzado tiro pese a estar marcado severamente en la acción.

Las quejas del desgaste que sufriría el cuadro nacional parecen desproporcionadas, porque en un torneo con cotejos tan continuados todos los equipos están sometidos a esta realidad. Se decía que era preferible jugar contra México, porque el partido es el jueves y en consecuencia había un día más de descanso. Eso es cierto, aunque el argumento queda invalidado si tomamos en cuenta que el jueves está mucho más cerca del domingo en que sí o sí Chile tendrá acción, ya sea disputando el tercer puesto o el título de campeón si lográramos vencer a los lusitanos, actuales campeones de Europa, con Cristiano Ronaldo como su estandarte máximo.

La otra semifinal a cargo de Alemania, vencedor hoy de Camerún por 3-1 y México quién derrotó ayer por 2-1 a Rusia, despierta también expectación e interés general.

jueves, junio 22, 2017

Chile ante Alemania, gran comienzo con débil final

Resultado de imagen para Kazán
Vista de Kazán, ciudad rusa de 1 millón 100 mil habitantes, escenario del partido

Alemania llevó a la Copa de las Confederaciones un equipo alternativo, que según su entrenador Joachim Löw es un elenco "de proyección". Pero pese a su juventud, se trata de los representante de los campeones mundiales vigentes y cuenta con jugadores de excelente nivel. Ante ellos Chile tuvo un primer tiempo que hubiera sido magistral, de no haber sucedido un accidente: El gol alemán.

El inicio del partido fue espectacular para nosotros. Dominador absoluto del campo, Chile sometió a la selección germana, privándola por largos minutos de hacer su propio juego. Ya a los 5 minutos  una recuperación de Vidal en una salida rival, permitió a Alexis Sánchez marcar un golazo. Arrancando por la izquierda, colocó la pelota con gran justeza junto al poste derecho de Ter Stegen, quién hoy fue el portero de los europeos.

Todo era coser y cantar. Alemania solamente llegaba en forma esporádica a nuestro arco.Chile atacaba con un juego muy vistoso e incluso ante un soberbio tiro de Eduardo Vargas que devolvió el travesaño, el equipo de Juan Antonio Pizzi pudo haber aumentado el marcador.

En medio de ese despliegue físico y de innegable calidad futbolística, una de las pocas llegadas alemanas en el lapso inicial permitió que tras dos pases precisos, Lars Stindl consiguiera el empate casi al término de esa etapa. Parecía mucho premio para los teutones, pero se cumplió la regla de que los goles que no marcas en el arco rival, te los terminan haciendo en el propio .

El segundo tiempo fue muy distinto. El cansancio por el trajín previo tan acelerado se reflejó en el accionar de Chile, mientras que los alemanes equipararon la posesión de la pelota y las ocasiones de gol.
Incluso en los minutos finales, Alemania pareció estar más cerca de la victoria.

En suma, fue una igualdad que deja a los dos equipos tras la jornada en Kazán, con amplias posibilidades de llegar a semifinales.Este domingo Chile  y Alemania, ambos con 4 puntos, enfrentarán respectivamente a Australia y a Camerún, los dos con un solo punto.

Imagino que alemanes y chilenos no descartan una final entre ellos. Ahí sí que no habría tregua posible, ni conformismo aceptable.

domingo, junio 18, 2017

11 años de blog y triunfo de Chile en Moscú

Resultado de imagen para Camerún selección de fútbol
Con dificultades, la selección chilena  no la vio negra  ante Camerún


Hace 11 años un 18 de junio, nació esta página.  
Blogger da cuenta de  325.345 visitas en estos largos años, lo que agradezco desde el alma a tan amables lectores en distintas latitudes.
Mi primer post tuvo tintes deportivos, los que me acompañaron por algún tiempo, hasta que descubrí que la mayoría de mis lectores no tenían al fútbol entre sus prioridades, por lo que empecé a modificar mi conducta "literaria". No obstante cuando la selección de Chile participa en clasificatorias mundialistas, en mundiales mismos o en la Copa de las Confederaciones como lo hace actualmente, "la sangre tira" y me remito a mi condición de periodista deportivo, con el perdón de quienes no comulgan con penales ni tiros de esquina. 



Bajo el cielo de Moscú,  Chile inició su participación en la Copa Confederaciones con una victoria mucho más sufrida de lo que indica el dos por cero final. Camerún fue sometido durante largos pasajes del primer tiempo a un dominio total de "la roja" no obstante su condición de "blanca" en este día, pero al desperdiciar los nuestros una infinidad de oportunidades de gol, los escasos contragolpes africanos nos pusieron en aprietos. Incluso una infracción contra Vidal ante falla monumental de nuestro arquero Herrera, significó la anulación del gol de Camerún.

Esa conquista la invalidó el juez esloveno Skomina a instancias del árbitro asistente, pero luego hubo dos cobros muy controvertidos, en que el "otro" trío de jueces hizo de las suyas.

Ese trío desde la distancia, situado en una oficina del estadio frente a monitores, está autorizado en este certamen mediante contactos microfónicos, a informar de su punto de vista a la oreja del árbitro central. No obstante aceptar la FIFA ayuda electrónica, las discusiones no cesarán fácilmente.

Fue así como casi al término del primer tiempo los jueces electrónicos anularon un gol de Eduardo Vargas que el árbitro central  previamente había validado. En las repeticiones presentadas en millones de televisores por el mundo, no queda claro si el jugador parte en posición prohibida. En esas condiciones los árbitros tradicionales y sus asistentes tenían hasta ahora la premisa de NO sancionar fuera de juego.

El otro caso se produjo sobre el término del partido. Chile ya no podía dominar tan abiertamente como en el primer tiempo y el partido estaba de ida y vuelta. El alivio lo había puesto un excelente cabezazo de Arturo Vidal, recién en los 80 minutos de juego para el 1-0. El encuentro siguió hasta su final con opciones en ambos pórticos, hasta que a los 92 minutos, en plena adición de descuentos, tras carrerón de Alexis Sánchez y despeje de un defensor en la línea, Eduardo Vargas la pudo tirar al fondo del arco africano. Ahí ardió Troya. El juez asistente indicaba fuera de juego y se anuló el gol. Pero las voces en el oído del juez central dirían otra cosa.

Tras "largos" segundos de suspenso,  Skomina validó la conquista, en circunstancias que esta vez los espectadores televisivos en todo el globo terráqueo vieron que en la jugada previa al gol, Alexis sí arranca en off side.

Moraleja: Si este apoyo electrónico al desarrollo de los partidos no mejora, de poco servirá obligar a jugadores y público a esperar determinaciones en que las mismas dudas de años y años seguirán atormentándonos. Con imperfecciones tan ostensibles como las que hubo en el reciente Mundial Juvenil en Corea del Sur y hoy en el Camerún- Chile, más vale que el señor del pito y los hombres del banderín mantengan la exclusividad de sus resoluciones.

En suma, en un partido visto en directo por unos 10 mil chilenos desde las gradas y millones acá a 17 mil kilómetros de distancia, "la película se la robaron" los jueces electrónicos y eso no es bueno.

martes, junio 13, 2017

Insólita derrota en tierra de Drácula

Resultado de imagen para Cluj Rumania
Vista de Cluj

Cluj  es una ciudad rumana al noroeste de ese país, situada a 440 kilómetros de la capital Bucarest. Allí disputó la selección chilena de fútbol su último partido de preparación previo a la Copa Confederaciones, en que nuestra representación debutará este domingo 18 frente a Camerún.

Chile era dueño absoluto de la situación ante la selección local, hasta que la irresponsabilidad de uno de los nuestros cambió la fisonomía del partido. Las conquistas a los  8' de Vargas y a los 17 de Valencia nos dejaron con una cómoda ventaja de 2 goles. Nuestro equipo estuvo incluso muy cerca de aumentar, hasta que una serie de desaplicaciones defensivas generaron oportunidades a los dueños de casa. Como un anticipo de lo que vendría, Gary Medel tras una fuerte infracción de su compañero Aránguiz y frente a la reacción airada de los anfitriones, los encaró a todos en forma matonesca. ¿Para qué? Estábamos ganando tranquilamente y no había razón para complicarnos la vida.

A los 30, Stanku  ejecutó brillantemente un tiro libre y quedamos ganando apenas por 2 a 1 y se empezó a achicar nuestra cuenta de ahorros. Pero lo peor vino dos minutos más tarde. 

Gary Medel, actual jugador del Inter de Milán, nos hizo recordar cuando ha dicho que si no hubiera sido futbolista profesional, probablemente habría sido narcotraficante. Lamentablemente todos estos años actuando en equipos de Argentina y Europa no le han hecho sentar cabeza. Sigue con reacciones de bajofondo, impropias además de su condición de capitán del seleccionado la que ostentaba hoy.

Debido a una vistosa infracción que recibió a los 32 minutos, reaccionó contra su adversario con inusitada violencia en las barbas del árbitro holandés. Por supuesto lo expulsaron como tantas veces por desatinos similares. No escarmienta Medel y Chile quedó con 10 jugadores gratuitamente, cuando faltaba todavía una hora para el final.

A estas alturas de la carrera del jugador, iniciado en las divisiones menores de Universidad Católica, no cabe el atenuante de su infancia desvalida. Alexis Sánchez cuando niño también lavaba autos en el Cementerio de Tocopilla y no obstante nadie se lo imagina agarrando a patadas a los rivales y amenazando constantemente a sus adversarios.

Con un partido desvirtuado por la inmadurez crónica de Gary Medel, la Selección Nacional que hoy fue una mixtura de titulares con suplentes, parece haber pagado tributo a un hecho del que no se repuso jamás.

La superioridad de Rumania, elenco que estaba muy mal de ánimo después de haber perdido en sus propias eliminatorias al Mundial, con Polonia, se reconcilió con su público aprovechando la superioridad numérica y aparte de los goles marcados en el segundo tiempo por Stanciu, gran tiro de distancia, y Baluta, ante la falla de nuestro arquero suplente  Herrera, pudo haber estirado aún más la ventaja.

Al final lo de siempre, "era solo un apronte", "sacamos buenas conclusiones". Son pálidas disculpas para tranquilizar a 17 millones de compatriotas. Chile es bicampeón de América y en condición de tal  se le exige algo diferente a la, con certeza, mejor selección chilena de la historia.

viernes, junio 09, 2017

Empate a cuadras del Kremlin


Resultado de imagen para Plaza Roja Moscú    
Una vista de Moscú y sus turistas.

Gusto a poco nos dejó el resultado del amistoso previo a la Copa Confederaciones que jugó Chile ante el local Rusia en Moscú. La selección anfitriona tiene características propias de su historia, esto es velocidad endemoniada, toques rápidos y marca muy aplicada, pero nada más. Como quedó demostrado  en el estadio del CSKA los nuestros hoy de blanco, pusieron sobre el césped la elegancia en su juego y la calidad individual de su accionar, muy superior a la de su antagonista.

Sin embargo recién sobre los 10 minutos del segundo tiempo se produjo el remezón que cambió la faz del partido. Había entrado Alexis Sánchez y en su primera intervención fue infraccionado. Al reanudarse el partido recibió la pelota en la  izquierda a gran distancia del arco, no obstante lo cual envió un pase aéreo preciso a Isla que entraba como puntero derecho. Este aprovechó la genialidad para disparar excelentemente hacia el poste contrario  de donde estaba el arquero ruso para batirlo plenamente.

En la transmisión televisiva de Fox Sports se dijo que porque Isla no le había dado con justeza al balón este tomo un giro favorable  lo que en la repetición de la jugada queda desvirtuado, porque Isla tras amagar mira y lanza la pelota adonde entró. Gran gol del defensa que está actualmente en el fútbol de Italia y notable, una vez más, el pase largo de Sánchez.

En verdad un jugador como el tocopillano demuestra partido tras partido sus excepcionales capacidades. Desde que ingresó impuso sus talentos y fue una pieza inabordable para la oncena local. Rara vez perdió la pelota y otros centros precisos de su marca, fueron desperdiciados por sus compañeros.

El partido se llenó de cambios, porque ciertamente en estos amistosos no rige lo de tres por partido. Así y todo Chile parecía controlar el encuentro y el resultado, pero las constantes y desafortunadas infracciones que cometían los nuestros, empezaron a crear zozobra. Un excepcional salto de Vasin a los 66 minutos, significó el uno por uno en el marcador, tal como quedó al final.

Entre los futbolistas que fueron hoy reemplazos, algunos no llenaron la esperanza. Martín Rodríguez no fue ni la sombra de lo que acostumbraba a hacer en Huachipato y en Colo Colo, antes de ir al fútbol mexicano. Incluso desperdició hacer un gol que habría sido decisivo, ante otro pase milimétrico de Alexis.

Si miramos la historia, el resultado final no es malo. Ya en 1973 en eliminatorias mundialistas, el equipo de Caszelly y Elías Figueroa había empatado pero sin goles en suelo entonces soviético.
A la distancia eso sí aquella selección local parece muy superior a la actual de Rusia.

Ahora ambos cuadros se prepararán para la Confederaciones  con este "back round" que de algo sirve. Juan Antonio Pizzi podrá calibrar por ejemplo si mantiene su confianza en Eduardo Vargas hoy sin  chispa y desaparecido del partido o si se la juega por otra fórmula ofensiva. 

En todo caso, previo al debut chileno el 18 de este mes frente a Camerún, habrá otro amistoso este martes en suelo rumano, ante la selección local.

viernes, junio 02, 2017

Perdieron los "hombres íntegros" contra Chile


Roch Marc Christian Kaboré, actual Presidente de Burkina Faso

Antes del Mundial en Brasil de 1950 la selección chilena se despidió en un amistoso ante nuestro Santiago Morning, entonces en Primera División. El  primer tiempo lo ganaba el equipo de club por dos goles a cero, convertidos en el arco del legendario Sergio Livingstone. En el entretiempo un dirigente del fútbol  nacional fue airado al vestuario del Morning para decirles a los jugadores que no olvidaran que la selección representaría a todo un país en la magna fiesta y que ellos no debían aguarle la esperanza a millones de compatriotas.

En Santiago Morning destacaba como puntero izquierdo Guillermo Díaz, el que para algunos era superior al titular de Chile, Fernando Riera. El hecho es que la segunda etapa aquella fue muy diferente y el cotejo-adivinen- lo termino ganando Chile.

En el Estadio Nacional hace minutos, no hubo las zozobras de entonces, porque los visitantes africanos jamás fueron rivales de peligro y el 3-0 con que se despidió el llamado equipo de todos demostró una superioridad apabullante.

Burkina Faso, ex colonia francesa, se llamó antes Alto Volta, hasta que uno de sus mandatarios decidió ponerle en 1984 su actual nombre, para contrarrestar el influjo maligno de la corrupción que campeaba en esa nación africana.

En un marco de cierto exotismo por las características del rival, la selección chilena de fútbol enfrentó esta noche a los "hombres íntegros" en el partido de despedida del equipo nacional, próximo a jugar la Copa Confederaciones en Rusia, antesala del Mundial a desarrollarse en esa nación en 2018. Es un torneo destinado a jugarse entre los campeones de los diversos continentes y Chile en condición de tal participa por primera vez, debiendo enfrentar en su grupo a Camerún, Alemania y Australia. Antes en amistosos en esas lejanas tierras, a la propia Rusia y a Rumania.

Tras pactar venir con al menos 6 titulares en la última Copa de África en que los visitantes fueron terceros, la realidad es que llegó a Chile un grupo de jugadores de un nivel enormemente inferior, en que el único seleccionado para aquel certamen que midió las fuerzas de los elencos africanos, fue su tercer arquero de entonces, titular esta noche y muy buena figura del encuentro. Si no es por él, Chile habría doblado la cantidad de goles.

Nuestro equipo no tuvo a todos los supuestos titulares para Rusia en cancha. Ello permitió a habituales postulantes a tiempos mejores hacer de las suyas y en ese aspecto no desentonaron los Sagal, Rodríguez, Pinares y en menor medida por el nulo trabajo defensivo ante la escasa llegada foránea, Maripán y Roco.

Los dos goles de Vidal, uno marcado fuera de juego y de Sagal el restante, señalaron el destino de un encuentro entre "la mejor selección chilena de la historia" y un rival débil y disminuido.

Sin embargo, todo sirve. Es mejor esto que un entrenamiento a puertas cerradas.